Por qué volveríamos a hacer lo que hicimos

Cuando todo el mundo habla de la vida de los empresarios, de los autónomos, de ese tipo de gente emprendedora y con ganas de trabajar para uno mismo, tiene ideas muy diferentes al respecto.

Por un lado, los optimistas creen que trabajar para uno mismo son todo ventajas: te pones tus horarios, trabajas lo que quieres y para quien quieres. La respuesta a esto es fácil: ¡mentira! Vamos a reformular la frase para que se asemeje más a la realidad. El cliente te pone los horarios, trabajas lo que quiere el cliente y para quien quiera ser tu cliente.

Por otro lado, los pesimistas creen que trabajar para ti son todo desventajas: no tienes la seguridad que te da un empleo fijo, no puedes hacer planes ni coger vacaciones a largo plazo, los proyectos pueden llegar en cualquier momento. Tienen razón con todo ello.

A pesar de esto, ¿volveríamos a meternos en esta aventura? La respuesta es un sí rotundo. Se nos ocurren dos motivos de peso: libertad y futuro. Tienes que hacer las cosas para ayer y muchas están pésimamente recompensadas, pero tienes la libertad de hacerlas donde quieras, con quien quieras y como quieras. Además asociamos muchas de las desventajas de este primer año en esta andadura a simplemente eso: es el primer año. El futuro que nos proporcionará esta empresa no está claro, pero con esfuerzo, dedicación y compromiso, estamos seguros que será un futuro mejor.

CEO, Spain, Translate

David